El Bajo Aguán (Honduras)

Persecuciones, amenazas e intimidaciones en contra de unas 3.500 familias campesinas que reclaman su derecho a la tierra y a la alimentación
, 18 November 2011
photo credits: Sandra Cuffe

"El departamento del Bajo Aguan se ubica en el norte de la costa atlántica de Honduras, se caracteriza por sus miles de hectáreas cultivadas de palma africana, utilizada mayoritariamente para la producción de agrocombustibles.

Desde que Porfirio Lobo asumió la presidencia de la República, en 2010, en la región del Bajo Aguán ya han sido asesinados más 40 campesinos integrantes de organizaciones locales, además de persecuciones, amenazas e intimidaciones en contra de unas 3.500 familias campesinas que reclaman su derecho a la tierra y a la alimentación, y se encuentran en total indefensión frente a la criminal represión y saqueo de la oligarquía hondureña, ligada fundamentalmente a la producción de palma aceitera en esa zona y estrechamente vinculada al régimen político instaurado tras el golpe de estado.

Los mayores referentes de la resistencia a la dictadura hondureña aseguran que estos homicidios son cometidos por el aparato represivo del Estado, y también por paramilitares y sicarios contratados por los grandes terratenientes del lugar. La mayoría de las miradas apuntan al productor de palma aceitera, Miguel Facussé, uno de los hombres más poderosos del Aguán y simpatizante del régimen dictatorial.

Según informes y denuncias públicas disponibles, en el país hay más de 600 mil familias que carecen de tierra, sin que exista por parte del Estado hondureño una estrategia agraria para solventar la grave problemática social. El conflicto agrario en Honduras se polariza a raíz de la Ley de Modernización Agrícola del año 1992, que permitió rebalsar los topes existentes en relación a la tenencia de la tierra, dando lugar a enormes plantaciones concentradas, en el Bajo Aguan, en manos de terratenientes como Miguel Facussé, Reynaldo Canales y René Morales Carazo.

En vez de responder por esta situación de violaciones graves y sistemáticas a los derechos económicos, sociales y culturales de la población, el gobierno actual inició la operación conjunta Xatruch II, que desde mediados de agosto desplegó en la zona unos mil efectivos policiales y militares de la Fuerza Naval y del Batallón de Infantería con sede en el Aguan, y el Operativo Relámpago –a partir de noviembre del 2011-, bajo la justificación de “disminuir la ola de asesinatos y secuestros en el país”.

Irónicamente, mientras la muerte y el terror continúan recorriendo los campos del Bajo Aguan, y el régimen criminaliza la lucha campesina y profundiza la militarización del territorio, su titular Porfirio Lobo asegura que se avanza en el proceso de pacificación y reconciliación del país, logrando así que la Organización de Estados Americanos (OEA) y otras instancias internacionales reincorporaran al Estado de Honduras como miembro activo con plenos derechos. Asimismo dan rienda suelta a los planes ambiciosos de inversión, endeudamiento y ocupación territorial del país a fin de profundizar el saqueo y la depredación. Lejos de alcanzar esa pacificación y reconciliación, el pueblo hondureño sufre los embates de un sistema colapsado.

En lugar de acabar con los crímenes que se multiplican por miles cada año la policía hondureña ataca sin piedad a la población, siendo los campesinos del Bajo Aguan algunas de sus víctimas principales, debido a su firmeza en la lucha por la tierra."

Ver el Llamamiento Urgente de las organizaciones campesinas, una carta abierta a los pueblos y gobiernos de América: http://veterinariossinfronteras.org/news/es_ES/2011/11/18/0001/el-bajo-a...

Drivers:
Country:
Region:
Language:
Tags: , ,

Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.